30El Primer Encuentro Nacional de Líderes Gremiales “Enalig 2015”, organizado por la Multigremial de Emprendedores de Chile, se realizó el día viernes 27 de noviembre, en el Salón de Honor del Ex Congreso Nacional. La apertura del Encuentro la dio el presidente de CNTC, Sergio Pérez Jara, con un mensaje sobre la seguridad y la libertad para emprender, consignas fundamentales del gremio camionero.


Saludo a las actividades productivas: ganaderos, lecheros, pesqueros, forestales, canalistas, regantes, agricultores, frutícolas, vinícolas, mineros, gremios amigos, emprendedores todos.
Queridos colegas camioneros, Secretario General de nuestra querida CNTC José Egido Arriola, y de forma muy especial a mi amigo Juan Pablo Swett presidente de la Multigremial Nacional que nos cobija.

Estimados amigos permítanme decirles que quien les habla representa un gremio con historia y con tradición, un gremio que ha sabido asumir los compromisos con la patria buscando hermandad gremial en quienes también dan muestras todos los días de querer un mejor destino para nuestra patria, con mucho orgullo podemos decir que somos parte de la Multigremial Nacional y por nuestras venas corre sangre emprendedora y libertaria.

Quienes lideramos la actividad emprendedora y particularmente los camioneros en el Chile de hoy, entendemos que nuestro trabajo, más allá de luchar por las legítimas demandas y aspiraciones gremiales, exige un compromiso con el crecimiento sostenible del país.

Quienes ya llevamos medio siglo de trabajo y experiencia gremial, con huellas y cicatrices de grandes luchas en momentos críticos de la historia del país, valoramos hoy con convicción, el sentido y la importancia, del diálogo, del respeto, de la confianza y de la colaboración.

En las circunstancias actuales del país, con brotes de incertidumbre, de inseguridad, de apatía y de ambiciones políticas corto-placistas, los líderes gremiales levantamos la voz y defendemos los derechos ciudadanos para emprender y vivir en paz. Nuestro propósito no es otro que legar a las nuevas generaciones de chilenos un mejor país, con mejores oportunidades y con un justo bienestar para todos.

El dirigente gremial, hoy más que nunca, adquiere una relevancia significativa. Ya no es solo aquella persona que debe ser un puente dialogante entre las inquietudes de un gremio y las autoridades que deben resolver esas demandas. El dirigente gremial es hoy un actor político crucial en el desarrollo de nuestro país.

Y así ha quedado demostrado durante el último tiempo, no solo buscando los caminos del acuerdo y el desarrollo de su actividad, sino que también levantando la voz cuando es necesario que las autoridades políticas, muchas veces cegadas por la doctrina, se empecinan en aplicar reformas que hasta el sentido común rechaza.

Los dirigentes gremiales de nuestro Chile renovamos hoy el compromiso de lealtad y esfuerzo con su gente, advirtiendo que pondremos nuestra fuerza y energía todas las veces que sea necesario para garantizar el desarrollo del país y especialmente la dignidad de la actividad gremial.

Respecto del Gobierno, queremos un socio confiable, con una institucionalidad que funcione, que asegure estabilidad, que las transformaciones que se están instalando, no atenten contra la estabilidad de nuestra democracia, porque este es el capital que nos posiciona preferentemente en el mundo.

En sociedades dinámicas como la nuestra, los cambios deben hacerse consensuadamente, no basta con imponer mayorías relativas, se deben hacer con el respaldo genuino de quienes damos empleo, movilidad social y generamos crecimiento y desarrollo integral del país.

Cuando se habla de establecer una relación más simétrica entre empleador y trabajadores, nosotros somos los primeros en sumarnos porque entendemos que nuestros colaboradores son el activo más importante de nuestros emprendimientos, solo que esta simetría debe reconocer el esfuerzo de cada una de las partes y la responsabilidad de cuidar el lugar donde se genera la oportunidad de alimentar la familia dar educación y salud y en términos absolutos proporcionar una mejor calidad de vida.

Hoy vemos con pena como se denigra el rol de quien con esfuerzo, voluntad y el sudor de su frente invierte su tiempo y recursos, por generar mejores condiciones para situar a nuestro país por sobre el tan ansiado desarrollo.

Queridos compatriotas la responsabilidad del líder gremial en el Chile de hoy es llamar a ponerse los pantalones y ajustarse las faldas, no queremos esta realidad para nuestros hijos y nietos, queremos una patria libertaria, donde no sobre nadie y quien emprenda, tenga la seguridad que lo hará en un ambiente sano y fraterno, libre de terroristas, para que sea este suelo y no otro, la patria que todos nos merecemos.


11

En este Primer Encuentro Nacional de Líderes Gremiales “Enalig 2015”, participaron también importantes representantes de diversos gremios y oradores como el senador Alberto Espina y el economista y empresario, Guillermo Garretón.

51

114