In Noticias

41 Hermes SotoCarabineros, en una primera etapa, reubicará al personal que allí trabaja y que ya ha sido reforzado por el robo de madera y los ataques incendiarios que se dan en la zona.

“Esto es de hoy, no es que tengamos aún un programa para el plan”, afirmó el jefe de la VIII Zona de Carabineros, general Hermes Soto, luego que el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, sorprendiera ayer al anunciar que en la Provincia de Arauco, en Biobío, se implementará un inédito plan cuadrante rural para enfrentar la violencia que afecta a esa zona.

El trabajo, eso sí, comenzó de inmediato e implicará, en una primera etapa, reubicar el mismo personal policial que hoy refuerza la seguridad sobre todo en los campos de Cañete y Tirúa. Allí han ocurrido hechos de violencia graves asociados con la sustracción de madera, y con atentados que han sido reivindicados por mapuches que piden la restitución de tierras ancestrales y el retiro de la zona de las empresas forestales.

A mediados de diciembre se evaluará el éxito o fracaso del plan, precisó el subsecretario, quien encabezó ayer en la gobernación de Arauco, con asiento en Lebu, el primer comité policial efectuado en una provincia y al que asistieron Carabineros, PDI, Ministerio Público y autoridades locales. En esa fecha se determinará, por ejemplo, si la iniciativa requiere aumentar el número de carabineros o vehículos en la zona.

“Si ese piloto es positivo y bien evaluado, lo reproduciremos en otras provincias y en otras comunas”, dijo Aleuy.

Durante el primer semestre de este año, la violencia rural con connotación indígena ha tenido su mayor expresión en La Araucanía, con Ercilla a la cabeza con 49 denuncias. Le siguen Collipulli (30), Freire (15) y Angol (12). En Biobío las comunas más complicadas son Cañete (14), Tirúa (12) y Contulmo (8), según el “barómetro de conflictos” elaborado por la Multigremial de La Araucanía (ver infografía).

Si bien no hay una fecha concreta para el inicio de este plan cuadrante rural, el general Hermes Soto adelantó que “creemos que lo podemos lograr (implementar) en forma rápida. No le veo mayor inconveniente, así que creo que vamos a comenzar luego”. Esto, tras definir “los estándares, carabineros y vehículos que necesitamos, y el sector específico que queremos ver”.

Explicó que se operará igual que en las ciudades, donde se asigna un número de funcionarios para atender las demandas de un grupo de vecinos, ya sea para prevenir delitos como para reaccionar más rápido una vez que estos han ocurrido. Esto implica más patrullajes en las zonas y un mayor contacto con la gente.

“Se nos ha dado la tarea de estructurar la aplicación de un plan cuadrante en la zona rural. La idea es tener tiempos de respuesta más rápidos, evitar los delitos y también tener una protección adecuada a las rutas”, dijo el intendente Rodrigo Díaz.

Precisamente, Aleuy también se reunió ayer con transportistas, con quienes evaluó brindar protección policial al circular por zonas conflictivas y reducir el traslado de madera entre las 22 horas y las 6 de la madrugada.

El subsecretario analizó, además, con representantes de Forestal Mininco cómo enfrentar y reducir los incendios intencionales de predios, pues la temporada pasada en esta provincia aumentaron 23,8% en comparación con la anterior (de 860 a 1.065), lo que afectó a 10.025 hectáreas, un 112% superior a la que la precedió.

Camioneros
Se evalúa brindar protección especial a los transportistas, como en La Araucanía.

11

Fuente El Mercurio

Recent Posts

Leave a Comment

COMIENCE A ESCRIBIR Y PRESIONE ENTER PARA BUSCAR