In Eventos

Los encargados de las carteras del Trabajo y Transporte llegaron hasta el Hotel Sheraton para participar de una jornada de análisis sobre los desafíos del sector y fijar compromisos que permitan avanzar en las demandas del gremio. 

El pasado 26 de julio se celebra el Día del Camionero en Chile, fecha en que se rinde un homenaje a los trabajadores del transporte de carga y donde también se realiza un profundo análisis de la situación actual que vive el rubro del transporte. Este año, la cita se desarrolló en el Hotel Sheraton de Santiago, lugar que recibió a la ministra de Transporte y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, y al ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, junto a distintas autoridades.

La encargada de Transporte y Telecomunicaciones fue trasladada hasta el evento en un camión conducido por una mujer, símbolo que abrió una jornada marcada por las demandas y desafíos del sector, y también por la necesidad de generar acuerdos que sean apoyados y reconocidos por las autoridades de Gobierno. Al comenzar la inauguración, Hutt se refirió a los desafíos que enfrenta la industria, entre ellos, el uso de vehículos de grandes volúmenes más eficientes, “está previsto un gran aumento de transporte de carga; hay una concentración de la población en ciudades, las que se transforman en grandes motores de producción y consumo y el intercambio de bienes va a crecer a tasas que hasta ahora pocas veces hemos visto y debemos estar preparados para eso, para la complementación en el transporte de grandes volúmenes de manera más eficiente”, precisó. 

Y es que en el marco del Día del Camionero, los conductores y transportistas buscan un real avance, tras años de lucha por mejorar las condiciones del sector. Bajo este contexto, el ministro Monckeberg manifestó su intención de coordinar y liderar una mesa de trabajo en la que participarán de manera activa la industria del transporte de carga por carretera; representada por la Confederación Nacional del Transporte de Carga de Chile (CNTC),  así como la dirección de Chile Transporte RANSPORTE, quienes junto a los sindicatos de conductores de camiones representados por SITRACH, buscarán las fórmulas idóneas que mejoren las relaciones entre conductores formalmente empleados y sus empleadores.

Asimismo, la modificación del artículo 25 Bis del Código del Trabajo, fue un punto clave para entender los mensajes que marcaron esta jornada de reflexión y el petitorio del gremio. Dentro de los desafíos destacan: 

Respaldar los pactos o acuerdos logrados entre los conductores y transportistas.

 Trabajar a favor del descanso efectivo de los conductores del transporte de carga interurbana durante el séptimo día, priorizando el tiempo con su familia en lugar del cese de la función. Esto, cuando se produce lo que se denomina “camino a casa”.

Universalidad del criterio utilizado para definir el transporte de carga interurbana y urbana, teniendo en cuenta la actual ubicación de muchos centros de distribución a las afueras de la ciudad y el lugar donde pernocta el conductor.

Tras el encuentro, el presidente de Chile Transporte, Víctor Manuel Jorquera, se refirió al importante compromiso acordado en conjunto con el ministerio del Trabajo y Previsión Social, asegurando que les permitirá “seguir avanzando en pos del crecimiento de Chile. Estoy seguro que esta mesa tripartita, sin duda, recogerá algunas de las modernizaciones que nuestra industria necesita y llevamos trabajando tanto tiempo”.

COMIENCE A ESCRIBIR Y PRESIONE ENTER PARA BUSCAR