Texto: Javiera Rojo – Fotografías: CNTC

El jueves 25 de abril se realizó el tradicional Congreso de la Confederación Nacional de Transporte de Carga de Chile. La ocasión abordó el balance general del año 2018, la Memoria Anual y los diversos asuntos relacionados al interés social de la Confederación.

Este importante encuentro gremial contó con la presencia de la ministra de Transporte y Telecomunicaciones, Gloria Hutt; del ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg; y del asesor de la División de Carabineros de la Subsecretaría del Interior, Mario Gálvez. Por su parte la CNTC fue representada por su presidente, Sergio Pérez y los representantes del gremio de todo el país. Además de contar con la presencia del presidente de ChileTransporte, Víctor Manuel Jorquera y el presidente de Fenabus, Marcos Carter, entre otros.

La ceremonia, que se llevó a cabo en el Club de La Unión, abordó las distintas problemáticas y actuales situaciones que viven los transportistas de carga del país; como es el alza en los precios del diésel, el que registró su último incremento el pasado mes de mayo (+5.8), situación que obliga al rubro de camiones a aumentar sus tarifas.

Frente a esa situación, el presidente de la Confederación, Sergio Pérez declaró que “La industria del Transporte de Carga por carretera está muy complicada, dado el escenario volátil e incierto de la política de los combustibles y las continuas alzas del precio del diésel, requiriendo el aumento de capital que no se ha recuperado por la competitividad de nuestra industria”.

Además, hizo énfasis en que tal escenario ha generado considerables pérdidas, siendo las peores consecuencias de esto: el cierre de su operación y el incremento del endeudamiento. Y que, a lo anterior, se le debe sumar la carga tributaria, lo que hace que la situación se vuelva insostenible.

Pérez, recalca y ejemplifica la labor de los gremios, destacando que sin una participación activa la lucha pierde fuerza y siempre estará en riesgo. “Chile puede vivir sin producción de frutas y es probable que también pueda sobrevivir sin producir salmones, pero sin camiones, Chile no vive. El transporte de carga traslada más del 92% de carga de la nación”.

Al finalizar, despidió su discurso señalando que “a este viejo camionero le quedan más vueltas para defender la causa camionera, y como fui educado en base a valores personales y colectivos, tengan la completa seguridad que siempre velaré por los intereses del gremio. Respetaré lo que demanden las bases. Estoy aquí para que juntos recuperemos la dignidad de los camioneros de Chile”.

Los puntos del Ministerio de Transporte

La ministra de Transporte y Telecomunicaciones, Gloria Hutt se manifestó agradecida por la invitación al Congreso Nacional de la CNTC 2019, y comenzó su discurso recalcando que la sustentabilidad es lo que a ella más la inspira en gestión para el Transporte de Carga. “Aunque la palabra sustentabilidad se asocia con los temas ambientales, les manifiesto que es mucho más que eso, es como se sostiene la actividad en el largo plazo y eso nos obliga a mirar tanto sus oportunidades, como los ámbitos de amenaza o ámbitos a potenciar”, añadió.

Ante lo anterior, la secretaria de Estado, confirma que se debe apuntar a que es lo que falta para el desarrollo en el rubro del transporte, que cosas podrían cambiar y que están obligados a cambiar, entre esos desafíos declaró los siguientes temas:

1.-Tema ambiental:

El primer punto que declaró la ministra, se enfoca en una preocupación de carácter mundial, afirmando que es muy poco lo que se habla en nuestro país del tema ambiental, ya que siempre se ha asociado con transporte urbano. Sin embargo, en el acuerdo de Paris, Chile se comprometió a reducir en un 30% las emisiones de CO2, entre el actual año y el año 2030.

“Este es un compromiso muy demandante, y en este sector nosotros hemos hablado poco del tema ambiental, por lo que debemos dejarlo en la agenda, que va de la mano con los cambios tecnológicos, mejoras de ciencia en los motores, y reconversión, son temas que tenemos que empezar a mirar seriamente por la importancia del sector”, enfatizó.

2.-Calidad de la competencia:

Continuando con su discurso, también recalcó la importancia de la competencia entre los más grandes y los más pequeños, así como también, en la competencia entre los servicios de empaquetados de navieras.

Ante lo cual, afirmó que “creo que en este ámbito tenemos un desafío importante por dilucidar. Algunos por saber exactamente cuánto cuestan los servicios, quién compite con quién y cómo se arma un modelo de negocios. Hay un desafío muy importante por dilucidar cuál es efectivamente la competencia en el sector, y que perspectivas tiene esa competencia. Yo me comprometo, y haré todo mi esfuerzo por avanzar, por hacer las consultas que sean necesarias en materia económica, para entender mejor cuál es la estructura sustentable en el sector en el largo plazo, en que compitamos todos en igualdad de condiciones”.

3.-Costos:

Hablar de costos, conlleva inmediatamente a hablar del combustible. Los combustibles y la mano de obra son dos componentes muy importantes de la estructura de costos del Transporte de Carga de carretera.

“Nosotros no tenemos como influir sobre los precios del combustible, si podemos dilucidar cómo se maneja, yo aquí quisiera hacer una propuesta, dado que la decisión ya está tomada por cuatro años, mirando positivamente, eso nos da un espacio de al menos dos años para tener una discusión en profundidad de cuál es la mejor estructura con la cual nosotros podríamos hacer una propuesta para la siguiente renovación”.

4.-Regulación:

En cuanto a lo que actualmente existe como el marco regulatorio del Ministerio de Transporte, Gloria Hutt hace hincapié en que este es engorroso, pesado y ambiguo, y que se mantiene alejado de lo que actualmente ocurre en términos de transporte en el mundo. Es en este punto que la Ley de Transporte en la que se trabaja, tiene la posibilidad y el desafío de llenar todos los vacíos, sobre todo en el rubro del Transporte de Carga.

“Lo que debemos hacer con nuestra normativa de transporte es darle las gracias y reemplazarla por algo completamente distinto. El mundo digital, la dinámica de movimiento entre las personas, y las comunicaciones, no van acompañadas con el tipo de normas que nosotros tenemos, ya que fueron elaboradas en los años ochenta, y nuestro actual mundo es completamente distinto”, recalca Hutt.

La ministra se despide reiterando su compromiso con los temas pendientes; como el objetivo de tener una Ley de Transporte y el trabajo por los precios del diésel, el que se debe realizar en conjunto con el Ministerio de Hacienda.

Ley de Transporte

La ceremonia finalizó con el anuncio de la creación de una mesa de trabajo en favor de la futura Ley de Transporte, la que es liderada por Carlos Bretti, presidente de AG ASETRACON, y José Egido, actual vicepresidente de la CNTC.

Ante lo cual, Egido tomó la palabra y entregó detalles de la labor que se está desarrollando, declarando que la mesa está compuesta por personal del Ministerio de Transportes, y que en primera instancia se trabaja para obtener un Registro Nacional del Transporte de Carga en Chile, en especial tras el llamado de atención que realizó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), por ser el único de los 34 países que la componen en no tener una regulación oficial del transporte por carretera.

Un Registro Nacional, no solo ayudaría a saber quiénes son y cuántos son, sino que sería fundamental para reducir la ilegalidad, generar políticas sectoriales y mejorar los sistemas logísticos de apoyo a los camioneros. El proceso es largo pero efectivo, a través de un procedimiento que incluya otras obligaciones, como exigir las facturas generadas por el servicio de transporte, acreditar propiedad de camiones con sus permisos de circulación al día, pedir la actualización de las revisiones técnicas, etc.

 

Existe un plazo de un año para trabajar en la elaboración de la Ley de Transporte, teniendo como fin último la aprobación en el Congreso Nacional.