In Cena anual, CNTC

Sergio Pérez Jara: “Lucharé por mi patria y por esos empresarios transportistas que creen en la libertad para emprender”

3 Cena Anual CNTC Sergio Pérez Jara 2Los invito a pensar en grande, los invito a entender que una nación se construye entre todos, en definitiva los invito a posponer intereses particulares para buscar consensos en pos del bien común

Quiero saludar esta noche a las autoridades que nos acompañan, a los gremios amigos, a los presidentes y dirigentes de asociaciones que representan a camioneros de todas las regiones del país y muy especialmente a aquellos colegas de uno o dos camiones.  Saludar y agradecer a las empresas que colaboran y han creído en nuestro proyecto de profesionalización e innovación permanente.

El año 2012 en Quinamávida iniciamos un sueño, un deseo, una ilusión y en base a ese sueño quiero invitarlos a fortalecer los vínculos y los esfuerzos de asociatividad responsable y comprometida. Asumamos que existen principios, valores y grandes objetivos que deben guiar nuestro comportamiento de líderes y dirigentes de los transportistas de carga por carretera.

Tiendo a pensar a veces, que los arboles no dejan ver el bosque y a menudo nos confundimos y nos enredamos en lo cotidiano y en nuestra peleas recurrentes perdiendo de vista los objetivos fundamentales y las metas de largo plazo.

Una de las funciones básicas de un gobierno moderno consiste en saber leer los signos de los tiempos e interpretar correctamente las señales sociales, culturales, económicas y de forma muy especial las particularidades regionales, es de la mayor importancia conocer y entender los liderazgos gremiales de tal modo de saber quiénes se comportan en términos propositivos-constructivos y quienes funcionan a espaldas de la gente.  Creando un ambiente equivocado, nocivo  quien nada ayuda a resolver los graves problemas que hoy tenemos.

Cuáles son los temas que afectan de modo más directo a nuestro gremio, la ley del transporte y el Registro Nacional de Transportistas, la infraestructura vial, con los abusos en el cobro de peajes, las zonas de descanso para nuestros conductores en las rutas del país, la inseguridad, los asaltos, los ataques incendiarios, la urgente necesidad de aplicar las medidas de la Agenda corta Anti delincuencia. La reforma Laboral que va a afectar de forma muy drástica a las pequeñas y medianas empresas.  Creando un clima ficticio de discordia entre el emprendedor y sus colaboradores. Quiero al Gobierno de mi país que tiene el poder al alcance de su mano lo utilice pensando que en este territorio no sobra nadie, que el trabajador es fundamental pero también lo es el pequeño y mediano empresario que genera empleos dignos y bien remunerados, doy fe que el en el transporte de carga  así lo es.  Como no comprender que los pequeños y medianos empresarios creamos por lejos la mayor cantidad de empleo en la nación y solamente percibimos el 14% de la torta, el 86% restante queda en manos de los grandes grupos económicos y macro empresas, con macros sindicatos.

En mi cabeza funcionan dos angelitos; uno que me dice, Sergio ve a tu casa, juega con tus hijos, hazle el amor a tu señora, atiende tus emprendimientos y otro que me grita con fuerza, levántate Pérez, llama a Egido, llama a Villagrán o Romero y diles que hay que juntarse en Angostura para celebrar el 27 de Agosto, porque esa es la forma de decirle a Chile que no estamos dormidos, que con orden y respeto queremos interpretar los sentimientos y la nobleza del ciudadano sin voz y sin poder.  Como no recordar el 27 de agosto pasado, las familias más pobres y vulnerables del gran Santiago, en todas las pasarelas, desde el peaje de angostura donde nos tuvieron detenidos, hasta el ingreso a la Capital, nos vitoreaban y animaban a reclamar para que el estado de indefensión ante la delincuencia se terminara.

Como todos los ciudadanos chilenos sabemos muy bien, la inseguridad y la desconfianza son dos barreras que están mermando la fortaleza y el optimismo que son tan necesarios e importantes para sacar a nuestro país del letargo, confusión y rencillas innecesarias e improductivas.

Los invito a pensar en grande, los invito a entender que una nación se construye entre todos, en definitiva los invito a posponer intereses particulares para buscar consensos en pos del bien común.

Queridos colegas, para mí no deseo homenajes, monumentos, ni poemas. Mi deseo es sencillo, solo que me recuerden como el presidente que dará su vida por el proyecto y por mis hermanos camioneros, lucharé por mi patria y por esos 1.200 empresarios transportistas asociados hoy en la CNTC que creen en la libertad para emprender.

Quiero parafrasear a John Kennedy y decirles “No pregunten lo que su Confederación puede hacer por Uds. más bien pregunten, lo que Uds. pueden hacer por su Confederación”

Quiero contagiarlos con mi optimismo y mi compromiso como líder gremial, para mirar el futuro con la esperanza y la convicción que más allá de nuestras legítimas diferencias de opinión y discrepancias para enfrentar los temas, sabremos encontrar los cauces adecuados por el bien del país  y por el destino de las nuevas generaciones de camioneros.

A quienes heredaremos nuestro testimonio. ORGULLOSOS DE SER CAMIONEROS…
Viva Chile.

Muchas Gracias.

Recent Posts

Leave a Comment

COMIENCE A ESCRIBIR Y PRESIONE ENTER PARA BUSCAR