Gremio de transportistas plantea dudas sobre temas de la Comisión de Puerto y Logística 2030

* Información El Mercurio de Valparaíso

Debido a su carácter portuario, las propuestas que realizó la Comisión de Puerto y Logística impactan de frente a la Región de Valparaíso, sobre todo aquellas ligadas a la relación entre la ciudad y el puerto; y también las que pretenden normar las relaciones entre los diversos actores de la cadena logística.

  • Tras varios meses de reuniones, los diversos entes que formaron esta instancia -entre ellos gremios empresariales, expertos académicos, empresas del Estado, entidades público privadas, servicios públicos y ministerios ligados al sector- entregaron el documento a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet. Un escrito que, entre otras observaciones, da cuenta de ocho desafíos estratégicos para el sector.

    Uno de ellos señala que se debe mitigar y superar las tensiones crecientes entre puertos y ciudades, algo que en el caso de Valparaíso parece recurrente con la mayor parte de los proyectos detenidos por la judicialización de los mismos.

    “No es que sea conflictivo Valparaíso, sino que cuando van creciendo los puertos y las ciudades se van produciendo esos problemas, más adelante también los va a tener San Antonio y ya los tiene en otro ámbito como las huelgas por ejemplo, que generalmente se producen en esta época”, comenta el vicepresidente de la Cámara Aduanera, Javier León, quien participó en las subcomisiones de trabajo de la instancia.

    Respecto al punto en cuestión, el informe enfatiza que “se observa un aumento de las expectativas ciudadanas y de las autoridades locales de las ciudades puerto en diversas materias”. Agrega además que a los habitantes de estos lugares “les preocupan otros aspectos relevantes, por ejemplo el resguardo del patrimonio histórico, el entorno urbano, los espacios disponibles para uso ciudadano y la promoción de actividades recreativas en el borde costero”.

    En esa línea también se hace alusión a las peticiones de los alcaldes de esas ciudades en el ánimo de tener participación en las decisiones que toman las empresas portuarias. Intención que se concretó ya hace un tiempo con la creación de la asociación de ciudades puerto de Chile formada por los jefes comunales de aquellas comunas.

    El informe hace alusión a “tensiones complejas” de resolver, pues ocurren en un escenario de escasez de espacio urbano, de precios crecientes del suelo, así como de tensiones en torno a usos alternativos del borde costero”.

    Agrega que se deben buscar fórmulas que compatibilicen el desarrollo logístico y portuario con los requerimientos de la ciudad. “Creo que hay una suerte de división o muralla entre lo que significa un desarrollo marítimo portuario y lo que tendría que hacerse en Valparaíso para recuperar parte del patrimonio. Si tú recorres Valparaíso parece una ciudad bombardeada porque hay construcciones en el suelo, espacios que no se recuperan. No tenemos que confundirnos con eso. Se habla por ejemplo de los contenedores y no se repara que ellos se trasladan, no así por ejemplo los edificios que van a tapar la vista para siempre de algunos porteños”, enfatiza el presidente de la Coordinadora de Ciudades Puerto, José Egido, que también en su calidad de líder del gremio regional de dueños de camiones (Fedequinta) participó en las mesas de la comisión.

    Pero también existen otras propuestas surgidas, por ejemplo, a raíz de conflictos del sector que se han judicializado como lo fue el de las “cargas limpias”. En ese plano se aconseja la creación de un mecanismo de resolución de controversias que evite una dilación de estos procesos.

    “Es importante porque no podemos seguir judicializando los temas en el sector portuario, no podemos seguir deteniendo los proyectos, además de otros temas que se judicializaron como las cargas limpias. Creo que es bueno que exista una instancia en la que nosotros como sector podamos resolver los temas”, reclama León que apunta al Consejo Regional Logístico (Corelog) como una buena instancia para ello si se le dan las facultades adecuadas.

    En esa línea, el secretario ejecutivo de esa instancia apunta al respaldo que se le dio a las comunidades logísticas “que antes no habían tenido un reconocimiento explícito”.

    Añadió que es relevante que las próximas políticas públicas en esta materia nazcan de los gremios que están inmersos en las comunidades logísticas.

    Si bien Egido valora el esfuerzo, es cauto, primero porque le parece poco probable que las propuestas sean acogidas y segundo porque algunas de ellas le parece que apuntan a replantear de otra manera las cuestionadas medidas de la Agenda de Impulso Competitivo (AIC).

    “Vemos muchos intereses sectoriales de por medio y algunos que quieren reactivarlos fantasmas de quitarle a Valparaíso a lo menos la tenencia de los almacenes extraportuarios. Creo que acá se plantea el tema de los puertos secos, pero están disfrazados porque no me cabe duda que estos centros de transferencia de carga van a querer implementar todos los sistemas allá”, dijo el dirigente que señaló que como Coordinadora estarán atentos.

    EL DOCUMENTO

    La comisión planteó ocho desafíos estratégicos de carácter urgente, entre los que se cuenta la relación ciudad-puerto.

    Además, se mencionan cinco lineamientos para la acción en el área, como la innovación en el sector logístico.

    También se enumeran siete barreras que hay que derribar para mejorar logística. Entre ellas, la falta de transparencia en los costos.

 

BIENVENIDO TU COMENTARIO